viernes, 10 de julio de 2009

Cap. 4: Un choque, un encuentro.

Puuuuummm!!!
El pequeño auto de Segundo se detuvo de golpe al dar luz amarilla el semáforo y otro automóvil lo chocó de atrás. El no podía cruzar en amarillo. Para él, la señal amarilla no significaba precaución, sino algo más aterrador: "frene!!!"; "tenga miedo!!!"; "no cruce!!!"; "no se haga el canchero!!!". Segundo destrabó su cinturón de seguridad y bajó del vehículo.


__ ¿Pero vos sos pelotudo que frenas así? Preguntó a los gritos Modesto.__ ¡No podes frenar así nene!

Segundo, sumamente nervioso, extendía los brazos intentando explicar con este moviendo el error que había cometido:

__Disculpame loco, por favor, disculpame. Me distraje, disculpame.

Obviamente Segundo no iba a confesarle a este extraño que una de sus mil manías era no poder cruzar los semáforos en amarillo, como del mismo modo no podía dejar el volumen del equipo de música en números impares o las invariables cinco cucharadas de azúcar con las que debía tomar el café.

__Ay Dios, bueno ya está, que vamohacer.__Se resignaba Modesto.

Corrieron los autos del medio de la calle y se dispusieron a facilitarse los datos pertinentes en este tipo de sucesos.
Al ver los autos chocados, un muchacho, de barba renegrida y mirada amistosa, que salía de su casa se acercó a los accidentados y les preguntó si necesitaban ayuda.

__Uy gracias loco, yo necesitaría hablar por teléfono al trabajo para avisar que llego demorado y me quede sin crédito en el celular. ¿Me prestarías tu teléfono?
__Si obvio, tomá, llama tranquilo.
__Gracias viejo, ¿cómo te llamas?
__Justo.
__Un gusto Justo, Modesto García.


Segundo observaba extrañado la naturalidad con la que conversaban Modesto y Justo, los que hasta recién eran dos completos extraños. Segundo pensaba en silencio cómo estos dos no se dieron cuenta al momento de presentarse que sus dos nombres cristalizaban su personalidad. Justo, oportunamente, apareció en el momento y lugar donde alguien necesitaba ayuda. Modesto no dejaba de disculparse por la vergüenza que le daba tener que pedirle el teléfono a un desconocido. Segundo, totalmente extraño a estas conductas de espontaneidad, pidió nuevamente disculpas por lo sucedido y se alejó en su auto hacia la facultad donde estudiaba Dirección de Cine.

Modesto y Justo se quedaron conversando unos minutos más, comentándose a que se dedicaba cada uno, hasta que el primero pudo arrancar finalmente su auto para llegar lo antes posible a su trabajo: un colegio secundario donde dictaba clases de Historia. Justo le comentó que era Asistente social y le dejó una tarjeta de la ONG en la que trabajaba.


__"Qué buen tipo este Justo…"__ se decía Modesto, camino al colegio.

__"Pobre este muchacho Modesto, chocar así… que mala leche"__Pensaba Justo en su casa.

__ "¿Por qué yo no puedo ser así, normal, como esos dos tipos?"__Se interrogaba mentalmente Segundo durante la clase de Iluminación.


Continuará...

9 comentarios:

Simplemente YO dijo...

Aca estoy siempre fiel ;D
Digo, yo se que son cinco personajes pero capaz que podrias darme uno a mi...uno secundario aunque sea ;D

Beto, el Errante dijo...

Protagónicos no podemos sumar más, sino el titulo va a la basura; pero vamos a pensar a ver si aparece alguien más...

Simplemente YO dijo...

Jajajaja que grande Beto....si queres puedo ser alguna de las amigas de Victoria no me ofendo jajajaja o la novia celosa de alguno de los chicos ;D

Paula dijo...

Pobre Segundo! me da penita ese chico... será porque yo tengo "todo superado" jajaja

solitariadisidente dijo...

Hola! venía leyendo los comentarios y se me ocurrieron posibles personajes para Simplemente Yo que paso a consignar:

1) Encarnación: una mina reencarnada que irrumpe en la historia y le cuenta sucesos del más allá a Justo, que por supuesto, no le cree nada pues adhiere al pie de la letra a la teoría del Juicio Final.

2) Celeste: Se presenta como una alucinación de Segundo, quien en un sueño la imagina como la Pitufina, con gorro blanco y pollerita corta, bien sensual. Pese a su gran virilidad, Segundo no logra estar a la altura de las circunstancias, pues una voz interna le dice que el color celeste es malo, que es una zona intermedia entre el blanco y el azul demasiado inquietante. Segundo despierta y desde entonces determina que no mirará más el cielo, pues si lo hace, algo horrible le ocurrirá. El personaje queda condenado al encierro.

3) Esperanza: Ultra optimista e insoportable, termina siendo odiada por todos y queda más sola que Soledad, quien se enternece y la lleva a vivir a su depto. Desde entonces se convierten en mejores amigas y todos las tildan de lesbianas.

4) Amparo: Ingresa en la historia para formar pareja con Modesto, quien sufrió el abandono de sus padres en su más tierna edad. Éste le entrega su corazón a la muchacha, y ella se lo lleva a vivir a su casa en las Islas Fiji, en donde tienen un bar en la playa y disfrutan de los placeres mundanos con total desparpajo. A pesar de su vida ideal, Modesto sigue siendo modesto y consigue irritar a todos los que lo envidian.

Simplemente YO dijo...

Solitaria:este no es mi blog,pero como Beto desaparecio me adjudico la responsabilidad de responderte yo,total tu comentario era para mi ;D.
Me encantaron los nombres de los personajes,me gusta Celeste por sobre todas las otras

Anónimo dijo...

Ya que el autor ha desaparecido es bueno que los lectores mantengan viva la historia. Victoria todavia existe a pesar de su ausencia en estos reglones.

Paula dijo...

Y para cuando el próximo??

Anónimo dijo...

Estamos esperando Beto!!!! te extrañamos